FAQ
Por Luis Daniel Escobar Navarrete

Financiamiento Alternativo.

  

Actualmente en nuestro país existen casi todas las figuras de financiamiento a nivel internacional, es decir, al igual que en los países europeos y norte americanos podemos obtener un crédito mediante alguna institución financiera que nos otorgue recursos a cambio del pago en parcialidades más una tasa de interés y, si es el caso, algún cargo por apertura de cuenta, anualidad, gastos administrativos, valuación del bien o investigación.

Es muy importante el analizar el plan de pagos al que nos sometemos, más si es un importe fijo, si bien es determinado en función a nuestros ingresos, hay que tomar en cuenta las contingencias o gastos extraordinarios de los que no estamos exentos, ya que si quedamos muy justos en relación ingresos-gastos y por cualquier razón el ingreso no llega en tiempo, hay alguna emergencia que amerite un desembolso, o por simple olvido el pago es efectuado al tercer día de lo pactado se daña nuestro récord en el historial crediticio y nos hace más complicado el obtener algún crédito en el futuro. Éste mismo es tomado en cuenta para la re-estructuración del adeudo y, como la institución se aseguró el tener las garantías legales para el cobro, cambia la perspectiva a un problema mayor, ya que podemos poner en riesgo nuestro patrimonio.

Dentro de las principales formas de financiamiento encontramos principalmente a las tarjetas de crédito, las membrecías de servicios, los créditos personales y/o quirografarios, líneas de crédito revolvente, créditos hipotecarios, créditos de habilitación o avío y créditos prendarios, mismos que varían en condiciones y comisiones de acuerdo a la institución que otorgue los recursos.

Estos financiamientos pueden combinarse de tal manera que obtengamos una mejor tasa de interés conjunta o un monto global de pago más amigable para nuestro bolsillo, por más paradójico que esto pueda sonar, ya que un crédito hipotecario es a largo plazo, nos puede sacar de una emergencia económica mayor, sin embargo, nos encadena a un periodo igual o mayor a 10 años que a pesar de tener una tasa bastante más baja a la de un crédito personal, el horizonte de pago compensa la ganancia de la institución. Siempre que sea posible y que no existan penalizaciones por anticipar pagos, habrá que abonar un importe mayor a la deuda, y ello se reflejará en el costo final pagado por este servicio, lo que nos ayuda a evitar deshacernos de algunos bienes que puedan hacer frente a la contingencia económica.

El hecho de poder disponer de dinero ajeno es una oportunidad para incrementar nuestras posesiones y disfrutar de servicios aún sin cubrir la totalidad del costo de éstos, sin embargo, el tener comprometido un alto porcentaje de nuestros ingresos para el pago de éstos, es algo que puede generar una espiral negativa en la relación ingreso-gasto, lo cual nos ocasionará una mayor necesidad de recursos para pagar viejas deudas, cayendo en la no muy agradable situación de pedir dinero para pagar adeudos, incrementando así el agujero negro de intereses y pagos en mensualidades.

En GREN Consultores, estudiaremos juntos las alternativas que tienes para hacer crecer tu negocio, iniciar una empresa, hacerte de un patrimonio, aprovechar una oportunidad de cambiar de auto, planear vacaciones o simplemente re-estructurar tus adeudos personales, recuerda que en GREN Consultores, hacemos crecer tu negocio.

  

GREN_Consultores____

© 2014

    Tel.: (55) 41 69 20 30

     México

  

  

Hacemos Crecer Tu Negocio